El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, cayeron 33 a 10 ante los All Blacks, en el encuentro que ambos disputan por los cuartos de final del Mundial de Nueva Zelanda. Los de “negro” jugarán ante Australia.
Así, con la derrota, Argentina no podrá defender el tercer puesto obtenido en el Mundial pasado, Francia 2007.
En semifinales, Nueva Zelanda se medirá con Australia, que previamente había eliminado al último campeón, Sudáfrica, por 11 a 9; por la otra llave, en tanto, se cruzarán Francia y Gales.
El partido, como marcaba la teoría, se comenzó jugando en el campo de Los Pumas, que desarrollaron una gran defensa: Farías y Roncero fueron los abanderados de la resistencia, y a los All Blacks se les cerraron los caminos para llegar al ingoal.
El equipo de Santiago Phelan hizo 59 tackles en el período inicial contra menos de 30 del local, que tuvo tanto dominio de pelota (53% a 47) como de territorio (60 a 40).
Sin embargo, y a pesar de los cuidados, Argentina cometió cuatro penales a lo largo del primer período que Piri Weepu transformó invariablemente en tantos. Eso marcó la diferencia inicial.
La precisión de Weepu neutralizó lo que fue el único try de la etapa, acción de Farías, luego de una jugada brillante en la que Senatora se escapó por sorpresa a la salida de un scrum. Hasta allí, la única posibilidad de tantos para Los Pumas había sido un penal desperdiciado de Felipe Contepomi a los 27 minutos.
Como resumen de la resistencia albiceleste, desde 1999 que los All Blacks no se iban al descanso de un partido sin marcar tries.
Argentina salió a disputar el dominio neocelandés desde el comienzo del complemento, y Marcelo Bosch, con un buen penal desde mitad de campo, acortó las diferencias: 12-10. Pero Weepu, cuatro minutos más tarde, infalible en los penales, volvió a llevar la distancia a cinco puntos en favor de los All Blacks.
Desde allí, el local acentuó su superioridad y obligó a Los Pumas a dedicarse exclusivamente a la defensa. Tarea para la que se quedó sin Nicolás Vergallo durante diez minutos por amarilla.
La garra, el esfuerzo de la Argentina, tuvo el costo del cansancio (notorio en las imprecisiones en las pocas chances ofensivas con las que contó), y en los 20 minutos finales los All Blacks se dedicaron a liquidar el pleito.
Lo hizo, sí, como señalaban los pronósticos, hasta llevar el resultado a un amplio 33 a 10, pero Los Pumas, aun en la derrota, se despidieron con la dignidad que ya es su sello.

Síntesis

Argentina

Martín Rodríguez Gurruchaga; Horacio Agulla, Marcelo Bosch, Felipe Contepomi y Gonzalo Camacho; Santiago Fernández y Nicolás Vergallo; Leonardo Senatore, Juan Manuel Leguizamón y Julio Farías; Patricio Albacete y Manuel Carizza; Juan Figallo, Mario Ledesma y Rodrigo Roncero. DT: Santiago Phelan.

Nueva Zelanda

Mils Muliaina; Cory Jane, Conrad Smith, Ma`a Nonu y Sonny Bill Williams; Colin Slade y Piri Weepu; Richie McCaw, Kieran Read y Jerome Kaino; Sam Whitelock y Brad Thorn; Owen Franks, Keven Mealamu y Tony Woodcock. DT: Graham Henry.

  • Tantos en el primer tiempo: 12m, 25m, 34m y 39m penales Piri Weepu (NZ); 31m try de Julio Farías convertido por Felipe Contepomi (A). Parcial: Nueva Zelanda 12 – Argentina 7.
  • Tantos en el segundo tiempo: 5m penal Marcelo Bosch (A), 9m, 18m y 32m penales Piri Weepu (NZ), 27m try Kieran Read (NZ), 36m try Brad Thorn convertido por Aaron Cruden (NZ). Resultado final: Nueva Zelanda 33 – Argentina 10.
  • Cambios: en el primer tiempo, 32m Aaron Cruden por Slade (NZ) y 39m Marcos Ayerza por Roncero (A); en el segundo tiempo, 7m (temporario) Alfredo Lalanne por Vergallo (A), 9m Juan Imhoff por Agulla (A), 19m Martín Scelzo por Figallo (A), 22m Ali Williams por Whitelock (NZ) y Alejandro Campos por Carizza (A), 25m Andrew Hore por Mealamu (NZ), 28m Lucas González Amorosino por Rodríguez Gurruchaga (A), 29m Agustín Creevy por Ledesma (A), 32m Jimmy Cowan por Weepu (NZ), 32m Víctor Vito por McCaw (NZ) y 39m Alfredo Lalanne por Leguizamón (NZ).
  • Amarillas: en el segundo tiempo, 15m Nicolás Vergallo (A).
  • Arbitro: Nigel Owens (Gales).

Fuente Agencia Télam