Dardo Chiesa, afirmó que el campo vive “problemas reales y que necesitan soluciones en forma muy rápida“, por lo que reclamó “más libertad” para comercializar al exterior cereales y oleaginosas. Sostuvo que con un nuevo gobierno “sí, se tiene la esperanza, pero con el andar de los días vamos a ver como ocurren las cosas“.

El nuevo presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, afirmó hoy que el campo vive “problemas reales y que necesitan soluciones en forma muy rápida”, por lo que reclamó “más libertad” para comercializar al exterior cereales y oleaginosas.

El flamante directivo dijo que es “es muy cauto” respecto a las perspectivas de un nuevo gobierno, aunque se mostró esperanzado en que ponga “un poco de orden” en materia de comercialización de granos.

“Lo nuestro son productores que están repartidos en toda la República” recordó y apuntó que “están esperando a ver como salen de una situación de ahogo económico muy importante”, por eso “uno prefiere ser un poquito más cauto”.

De todo modos, sostuvo que con un nuevo gobierno “sí, se tiene la esperanza, pero con el andar de los días vamos a ver como ocurren las cosas”.

Consultado por radio Mitre por el proyecto de ley oficial sobre el instituto argentino para la promoción de cereales y oleaginosas, aclaró que él no leyó la iniciativa pero manifestó que se permite “desconfiar” porque “atrás de estas cosas sobre todo este gobierno está tratando de encontrar lugares donde colocar gente y de marcar el rumbo a los que vienen”.
Además, afirmó que “lo único que necesitamos para promover nuestros cereales y oleaginosas es más libertad”.

“Perdimos un mercado como el de trigo en Brasil, se lo entregamos a los canadienses, por autoexclusión, una autoexclusión que no tiene lógica, es una cosa de locos lo que hemos hecho”, lamentó.

Chiesa planteó que “no necesitamos ningún instituto de nada para volver a colocar nuestros productos en el exterior, más que tener un poco de libertad, negocio claro, reglas claras para los productores, que sepan que por lo menos que cuando hacen el trigo, les vaya bien o mal, lo pueden vender”.

“Lo que está pasando con los mercados de granos es una locura y espero que el próximo gobierno ponga un poco de orden en esto”, anheló.

Preguntado sobre cómo se puede avanzar en una nueva ley de semillas, explicó que la posición de CRA es que “defendemos el uso del bien propio para semillas”.

“Sabemos que hay un gran desarrollo intelectual, tecnológico, que cuesta mucho dinero sacar nuevos eventos. Sabemos que eso tiene que redundar en un beneficio para el semillero, las empresas que lo llevan para adelante. Ahora, de ahí a que se conviertan en socios de los productores, hay un abismo de diferencia. Hay que ver de que manera se puede solucionar esto”, señaló.

Y, juzgó que “hay un abuso extraordinario por parte de una compañía de querer cobrar este evento a la salida de puertos”.

Fuente Sociedad Rural Las Colonias