|

Aumento de peajes en rutas nacionales

Peaje Autovia 19

En las cabinas de peaje de la Autovía 19 el pase para un automovilista desde hoy cuesta $ 30. El gobierno nacional habilitó fuertes aumentos en los peajes que se aplican al tránsito en las rutas nacionales concesionadas. Los incrementos van desde el 275 al 500 por ciento, según los recorridos y regiones.

Por medio de seis resoluciones, Vialidad convalidó los nuevos cuadros tarifarios para los corredores viales que estaban congelados desde 2014 o con precio retrasado desde 2010. Todas las categorías sufrirán un aumento proporcional.

En el caso de nuestra provincia, los nuevos valores, que regirán a partir de mañana, alcanzan a las estaciones ubicadas en las rutas nacionales 8, 9, 11, 19, 34, 33 y en las autopistas Rosario-Buenos Aires y Rosario-Córdoba. No habrá variaciones en las tarifas de la autopista Santa Fe-Rosario, de jurisdicción provincial.

En el caso de la Autopista Rosario-Buenos Aires y Rosario-Córdoba, la tarifa pasará de ser de $ 8 a $ 30 y $ 35 respectivamente.

En el caso de los camiones que circulen por la autopista Rosario-Buenos Aires, abonarán $ 65 en cada puesto en horario normal y un poco más en la hora pico (el importe no se pudo conocer con precisión). Actualmente pagan $ 18 en hora normal y $ 22 en la hora pico, que va de ocho a las 10 de la mañana en sentido a Buenos Aires y de 18 a 20 con sentido a Rosario. Ello significa que a los conductores de camiones llegar a Capital Federal, en hora normal y desde Rosario, desde mañana les costará $ 195.

En la autopista a Córdoba las estaciones de peaje están en Carcarañá y James Craik ($ 35 en cada lugar; los camiones pagarán $ 75).

En el caso de la ruta 9 en el tramo entre Campana y Rosario, cuya concesión está a cargo de Iecsa, el ajuste aprobado llega al 275 % en las estaciones de peaje de Zárate y General Lagos.

En la ruta nacional 19, aquellos automovilistas que pasen por las cabinas de peaje de las estaciones Franck y Devoto, ya no pagarán más 8 pesos sino que deberán abonar 20 (durante las 24 horas), lo que constituye un 150 por ciento de incremento en las categorías 1 y 2. El resto de las categorías tendrán los siguientes valores: categoría 3: $ 25 (en horas no pico) y $ 35 (en horas pico); categoría 4: $ 35 (hora no pico) y $ 40 (hora pico); categoría 5: $ 35 (hora no pico) y $ 45 (hora pico).

En el Corredor Vial N°8, en Casilda, la tarifa mínima, que es de $ 8, pasará a costar $ 25.

En el tramo de la ruta nacional 34, en jurisdicción del oeste santafesino, la tarifa actual de 8 pesos pasará a 30 pesos en las casillas de San Vicente y Ceres ($ 65 pesos los camiones).

CincoVial, que administra la ruta nacional 11, que va de San Lorenzo a Reconquista, con cabinas en Nelson, Videla, Florencia y Reconquista, anunció que la tarifa bajará de $ 8 a $ 5 en cada puesto. Es decir esa ruta, de menor flujo de tránsito, el gobierno nacional resolvió que sea subsidiada con la recaudación de otras más importantes.

La 33, que tiene sus estaciones de peaje en las ciudades de Casilda, Venado Tuerto y Maggiolo (a 60, 160 y 200 kilómetros de distancia de Rosario respectivamente), correrá sus valores de $ 8 a $ 30 en cada puesto ($ 65 los camiones).

También se actualizará la tarifa por el puente Rosario-Victoria, cuyo peaje se mantuvo inamovible durante 13 años. A Camino Río del Uruguay SA (Crusa), empresa concesionaria, el gobierno nacional la autorizó subir el próximo sábado el importe de 9 a 15 pesos.

Junto con los incrementos tarifarios, el gobierno macrista también tomó la decisión de prorrogar las actuales concesiones de las principales rutas del país hasta el último trimestre de 2016.

Los ocho corredores viales adjudicados por el ex ministro de Planificación, Julio De Vido quedaron a cargo de Roggio, Iecsa, Cartellone, Esuco, Helport (Eurnekian), Electroingeniería, Isolux, CPC (de Cristóbal López) y Petersen.

Advertencia

Desde el Sindicato Único de Trabajadores Viales de Santa Fe, expresaron su preocupación y le pidieron a los usuarios que procuren no expresar su malestar frente a los empleados, a fin de que estos no reciban maltratos por medidas que los exceden.

“Cuando sucede este tipo de aumento, y más cuando son así de importantes, muchos conductores descargan su bronca o frustración con los empleados de las cabinas. No vamos a permitir eso y ya le pedimos a las empresas que refuercen la seguridad”, sostuvo Leandro Bond, secretario general del Sutracovi.

Fuente El Litoral

blog comments powered by Disqus