|

Macri convocó a empresarios chinos para que la Argentina sea “el supermercado del mundo”

Macri en China - Foto Telam

El presidente Mauricio Macri ratificó ante los empresarios chinos y argentinos que participaron en Beijing del Foro de Negocios e Inversiones que en Argentina “queremos dejar de ser granero del mundo para ser supermercado del mundo y agregarle valor a las materias primas”.

En el moderno hotel China World Summit Wing, el presidente argentino Mauricio Macri clausuró el foro ante más de 600 empresario chinos y dijo que busca “ser predecibles y confiables para los amigos de China que quieran” invertir en la Argentina.

Y agregó en este encuentro, en el que busca atraer capitales el gigante asiático, que “deber haber pocos países tan complementarios” como China y Argentina.
Macri, con algún rasgo de cansancio en la cara, llegó pasadas la doce del mediodía local al hotel -que es la torre más alta de Beijing-, donde lo esperaban los empresarios chinos y un centenar de representantes de firmas argentinas, y los saludó con un coloquial “hola”, pronunciado en chino mandarín: “Ni Hao”.

“Perdí la cuenta de la cantidad de veces que visité este maravilloso país. Primero en el ‘89 como empresario, luego como presidente de Boca, después como alcalde de la Ciudad de Buenos Aires, y hoy me toca representar a todos los argentinos; esto me entusiasma mucho”, dijo a los cientos de asistentes que seguían sus palabras por traducción simultánea.

Acompañado en primera fila por parte de su gabinete, Macri manifestó su alegría por “una delegación nutrida de empresarios argentinos que vienen a relacionarse, a construir proyectos en común con el empresariado de este impresionante país”.

“Argentina y China tienen 45 años de relación diplomática, algo que fue creciendo con el tiempo. Hoy ya China es el segundo socio comercial e importante inversor. Como

Presidente pienso que lo que viene es mucho más importante que lo que sucedió en el pasado”, afirmó.

El mandatario argentino dijo que “los chinos han fijado como gran prioridad el aporte en la seguridad alimentaria, el desarrollo en la tecnología y el deporte. Y China puede aportarnos en el tema de tecnología, pero sobre todo en la construcción de infraestructura”, destacó.

“Argentina tiene el desafío de la conectividad. Sudamérica en general y Argentina en particular tienen por delante una labor por delante enorme en la construcción de rutas, puentes, puertos y aeropuertos que nos vinculen. Los chinos tienen capacidad de hacerlo en nuestra región. Ya hay muchas empresas que apostaron a la región y espero que hoy encontremos muchas más que quieran venir a invertir”, sostuvo al convocar a las firmas del poderoso gigante asiático a hacer negocios.

En línea con lo expresado durante el foro por sus ministros, el Presidente dedicó un párrafo a marcar el cambio que intenta imponer en la Argentina, donde “después de varías décadas de aislamiento hemos empezado el camino de la integración inteligente con el mundo”, aseguró.

“Para nosotros China es un socio absolutamente estratégico en la infraestructura, pero también se suma el turismo. Hay millones de hectáreas en el país y por eso podemos acelerar este proceso en forma conjunta”, agregó.

También señaló que “Argentina produce alimentos para 400 millones de personas y esperamos duplicar eso en 5 a 8 años; estoy seguro de que con la ayuda del empresariado chino lo podemos hacer”.

Ya sobre el cierre de su intervención en el Foro de Negocios e Inversiones Argentina-China, Macri dijo que está “convencido de que este viaje es el principio de una época maravillosa entre ambos países”.

A horas del inicio de la visita de Estado a China, que comenzará formalmente con la colocación de una ofrenda floral en el mausoleo de Mao, el mandatario argentino destacó que “nada supera lo que se logra en el ida y vuelta entre las personas. Apostar a conocernos y aumentar la confianza es el elemento central que dinamiza la potencia del todo”.

Previamente, Jiang Zengwei, encargado de la promoción de comercio exterior, le habló a sus compatriotas: “Argentina es uno de los destinos de inversión china y las inversiones nos han traído beneficios a ambos pueblos” y anunció la firma de un memorando con la oficina homóloga argentina.

Al tiempo que alabó la gestión macrista, sostuvo que desde su área van a promover “la importación de productos de calidad argentina”, uno de los elementos clave a los apunta el gobierno, que también apuesta al crecimiento de infraestructura, de energía -sustentable y nuclear- y el turismo.
Otra de las oradoras del evento fue la canciller, Susana Malcorra, quien sostuvo que “Argentina es una economía que se presenta al mundo como una enorme opción de posibilidades y que busca oportunidades estratégicas” mientras que “China es un país con el que tenemos sólidas relaciones, pero queremos que sean más sólidas”.

“Es nuestro segundo socio comercial, con 14.000 millones de dólares en comercio entre ambos. Pretendemos que esa balanza comercial sea equilibrada, tanto con productos argentinos que lleguen a China y viceversa”, remarcó.

Y adelantó que “el turismo será uno de los elementos centrales de la conversación que tendrán mañana nuestros líderes en el encuentro bilateral”, en alusión a la entrevista que mantendrán Macri con su par chino, Xi Jinping.

“Ponemos en la mesa un plan de inversiones muy ambicioso, con rutas, ferrovías, energía, telecomunicaciones…todo lo que tiene que generarse de nuevo en la Argentina”, agregó la jefa del Palacio San Martín quien reiteró en varios pasajes que “tiene que ser ganancia para ambas partes”.
Luis Caputo, ministro de Finanzas de la Nación, afinó los números para atraer a los chinos: “En los próximos años, Argentina estará por debajo de la deuda en promedio a lo que es la región y para 2017 se proyecta un crecimiento del 3 % de nuestra economía”.

Habló de una reforma tributaria y de una ley de Mercado de Capitales para hacer “una Argentina más inclusiva”.

“No tengan duda que las riquezas del país y el capital humano están intactos y disponibles para volver a ocupar ese rol preponderante en la economía mundial”, cerró Caputo.

El Hotel China World Summit Wing, en Beijing, se convirtió en el epicentro de intercambios comerciales. Desde las nueve de la mañana local, más de 600 empresarios chinos y un centenar de argentinos, escucharon a los ministros de agricultura, Infraestructura, Energía y Turismo contar los proyectos y los alcances de inversiones en Argentina.

Fuente Agencia Télam

blog comments powered by Disqus