|

“Argentina tiene todo para ser un país lechero magnífico”

Tambo Argentino

El nuevo presidente de la Sociedad Rural aseguró que el ministro Etchevehere “tiene gran conocimiento del campo y amor por sacar la patria adelante“.

Daniel Pelegrina, flamante presidente de la Sociedad Rural Argentina, afirmó que “el Presidente de la Nación convocó a Luis Miguel (Etchevehere) porque ha trabajado arduamente, adquirió gran conocimiento del campo, tiene grandes capacidades y amor por sacar la patria adelante”.

“Es un momento muy potente de Argentina, ya van dos años de un Gobierno que cambió la manera de ver al campo, que da un diálogo mucho más abierto”, aseguró Pelegrina. Indicó que al nuevo ministro de Agroindustria “le toca seguir con la tarea de afianzar los temas pendientes que hacen al futuro de la Nación, y tienen que ver con cómo vamos a aumentar la competitividad e insertarnos mejor en el mundo, que es la misma agenda que le planteamos desde las entidades”.

El ingeniero agrónomo habló de cómo será su gestión y sostuvo: “Esto no es nuevo para mí porque empecé en 1986 en el Ateneo de la Rural y vengo conociendo la casa íntegramente”. “Desplegaremos velas, somos un gran equipo y vamos a tratar de dar el máximo potencial a esta entidad que con sus 151 años tiene todavía mucho por dar al país con el lema de cultivar el suelo y servir a la patria”, anunció Pelegrina, y agregó: “No es un momento sencillo del país, pero es lindo porque hay grandes desafíos y se abre la esperanza de que el trabajo y el esfuerzo que hagamos por encontrar puntos comunes seguramente dará frutos”.

Además, se refirió a la situación actual de la lechería y dijo que “está en potencia”. “Argentina tiene todo para ser un país lechero magnífico”, manifestó, y destacó que “tenemos a la gente que sabe cómo producir, tiene vocación y gusto por la lechería y los demás productos elaborados, y en eso hay mucha experiencia”. También resaltó que tenemos recursos naturales “envidiados por muchos de nuestros competidores en el mundo, que ya encontraron sus limitaciones (como Nueva Zelanda y Australia), y cuando vienen se sorprenden de ver nuestras pampas, las posibilidades de esas magníficas alfalfas, y la producción a bajo costo pastoril”.

Pelegrina admitió que “hay mucho por hacer”, y propuso unir el trabajo de los dirigentes, productores, industriales, y las cadenas para “buscar puntos de consenso y trazar una ruta que tenga que ver con una lechería creciendo pero inteligentemente, muy de frente al mundo”. “Todo lo que produzcamos va a tener que salir al mundo”, aseguró, y observó: “El mundo no es fácil, y hemos estado muchos años de espalda a él, pero habrá que adaptarse para estar en competencia”.

“Nos tenemos mucha fe, estoy seguro de que si se dan esas condiciones seremos pronto una potencia en cuanto a la producción que se orienta a un producto sensible, consumido por niños y adultos, y es un material indispensable para la salud”, concluyó.

Fuente SRLC

blog comments powered by Disqus