Este martes por la mañana cayeron sobre la ciudad cabecera del departamento Las Colonias más de 153 milímetros que dejaron anegamientos en importantes calles de la ciudad.

Además las clases en todos los establecimientos educativos se suspendieron en el turno mañana.

Un frente de mal tiempo permanece desde hace días en la región, provocando importantes lluvias en diferentes localidades del departamento Las Colonias.

Desde la madrugada, un importante temporal de viento y lluvia se abatió sobre la ciudad de Esperanza, donde hasta las 9 de la mañana de hoy cayeron más de 150 milímetros, que dejaron anegamientos en importantes calles de la ciudad. Además las clases en todos los establecimientos educativos se suspendieron en el turno mañana.

Ante el fenómeno climático y la vigencia del alerta meteorológico, la junta de Defensa Civil y el gobierno de la ciudad de Esperanza recomiendan a los vecinos no salir de sus hogares.

Esta mañana tres equipos de Obras Públicas, dos equipos de Servicios Públicos, junto a la cuadrilla de Alumbrado Público y el Departamento de Tránsito trabajaron con el objetivo de asistir los inconvenientes producidos a partir del fenómeno climático que soporta nuestra ciudad.

La lluvia caída hasta el cierre de esta edición eran 153 milímetros -algo más de 142 en sólo 3 horas- una marca de excepción en los registros municipales.

El temporal impactó casi por igual a todo el centro de la provincia afectando de manera similar a las localidades del área metropolitana según datos del Servicio Meteorológico Nacional. “En la ciudad no se registraron evacuados”, confirmaron fuentes municipales.

Obras

“Asumimos que fenómenos climáticos así llegaron para quedarse, es por esto que la planificación seria y responsable de las obras necesarias para mitigar los efectos de este cambio climático son clave a la hora de encarar soluciones. Así lo hicimos y hoy podemos ver los resultados, allí donde el gobierno de la ciudad interviene con obras hidráulicas el escurrimiento del agua caída respondió de la mejor manera, esto es trabajar pensando en mejorar la calidad de vida de los vecinos”, explicó el secretario de Obras del municipio Martín Franconi.

Vale destacar que el Centro de Monitoreo del Gobierno de la ciudad, con más de 120 cámaras desplegadas, cumplió un rol activo de importancia para seguir las posibles complicaciones de cada una de las zonas de la ciudad y así monitoreando en tiempo real tener la posibilidad de asistir ante el menor inconveniente.

Los equipos municipales están preparados. Como en cada caso luego de que las tormentas finalizan, los equipos de Defensa Civil, Servicios Públicos y de la Secretaría de Promoción Social recorren la ciudad para evaluar la ayuda necesaria en cada lugar.

Pedido

Desde el municipio de Esperanza solicitaron a los vecinos no arrojar elementos que puedan obstruir los sumideros, ni depositar residuos en la vía pública, ya que esto puede producir serios inconvenientes en el normal funcionamiento de los desagües pluviales. Además en caso de encontrar alguna calle anegada, evitar circular por ella y no manipular artefactos eléctricos que hayan estado en contacto con el agua.

En tanto recomendó a los automovilistas a extremar las medidas de seguridad al conducir un vehículo. “Recordar que la lluvia disminuye la visibilidad y que las distancias de frenado varían con respecto a las condiciones climáticas normales. Circular a velocidad reducida y siempre con las luces de posición encendidas y no dejar vehículos debajo de árboles”, precisaron fuentes municipales.

En el resto de la región

En el resto de las localidades las lluvias fueron menores, y sin graves consecuencias. En Matilde 21; Santa Clara de Buena Vista 49 y San Jerónimo Norte 53 milímetros. Además en Felicia 44 y Sa Pereira 38 milímetros.

Casi 200 mm. en Santa Rosa de Calchines

En pocas horas cayeron en esa localidad de la costa santafesina más de 170 milímetros. En diálogo con Aire de Santa Fe, el presidente comunal Carlos Kaufmann, hizo referencia a la actual situación. “La situación es difícil pero está controlada. En la zona urbana cayeron alrededor de 170 mm. mientras que en la zona rural la lluvia superó los 180 milímetros”.

El jefe comunal agregó que los desagües funcionaron muy bien. “El problema más grande lo tenemos en la zona rural donde se desagota el agua por Ruta 1. Hasta el momento no hay personas evacuadas”, destacó Kaufmann.

Fuente El Litoral