La entidad advierte que la actividad está “al borde del precipicio“. Confederaciones Rurales Argentina (CRA) aseguró que la lechería sigue profundizando sus pérdidas, debido a los efectos del clima y de la devaluación del peso.

En ese marco, y de acuerdo con los números difundidos por la entidad, la brecha entre precio de venta y costo de producción genera que el precio de hoy solo cubre el 73 por ciento del costo de producción y provoca una descapitalización del orden del 27 por ciento.

“El sector de la producción láctea viene sufriendo una crisis prolongada con frentes múltiples que empujan la actividad a un callejón sin salida”, advirtió la entidad confederada a través de un comunicado.

Costos e inflación

Según el departamento económico de CRA, las recurrentes crisis económico-financieras del sector industrial, el desacople del producto final y los costos de producción, la alta exposición financiera con la industria, que conlleva un alto riesgo de cobro ya que en esta como en otras producciones no existe la atomización del cliente, han colocado a los tambos al borde del precipicio.

Según el último informe del observatorio de la cadena láctea, que elabora el Ministerio de Agroindustria, en el último año cerraron 453 tambos.

Bajo esas condiciones, la entidad admite que la situación empuja al productor hacia planteos productivos defensivos y de cuasi subsistencia, disminuyendo la intensidad de insumos, retrasando actividades fundamentales dentro del planteo técnico que hieren la sustentabilidad del sistema a mediano y largo plazo, como la reposición de praderas, las fertilizaciones estratégicas en los verdeos, el uso mismo de verdeos y silajes para cubrir los baches forrajeros.

Con estos niveles de distorsiones, la productividad se encuentra en jaque y los planteos productivos se retrotraen a los de 40 años atrás no para aumentar la tan mentada competitividad sino solo para cambiar una muerte súbita por una agonía un poco más extendida en el tiempo”, advirtió CRA.

Fuente SRLC