La presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó ayer el decreto que declara la emergencia agropecuaria para aquellas provincias afectadas por la sequía y que implica la prórroga por un año del pago de impuesto a las ganancias, a la ganancia mínima presunta y a los bienes personales. También, en otro decreto firmado ayer, la mandataria dispuso eliminar los aranceles de la carta de porte, el instrumento que autoriza el transporte de ganado y cereales, que beneficiará a los productores agropecuarios en 200 millones de pesos.

Cristina realizó el anuncio en la residencia presidencial de Olivos, donde encabezó el acto de firma de acuerdo de adhesión para refinanciar las viviendas que restan construir del Plan Federal II de Viviendas en Córdoba, Chubut y Buenos Aires, con fondos provenientes de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).
El Decreto 33/09 firmado ayer por la Presidenta determina la emergencia agropecuaria, en el marco de la ley 22.913 para aquellas regiones que estén afectadas por este fenómeno y que involucra a municipios y provincias, explicó la mandataria.
“Desde el 1 de enero de 2010 los productores no pagarán estos impuestos, en lo que representa un esfuerzo de todos los argentinos; porque no hay otro sector que tenga este beneficio, señaló la Presidenta.
“Queremos hacer este esfuerzo de ayudar a aquellos productores afectados, señaló Cristina, y reclamó la ayuda de todos, desde el sector donde esté, y que tengan una gran dosis de patriotismo por el esfuerzo de todos los argentinos.
La Presidenta explicó que con esta medida el Gobierno percibe menos recursos y sostuvo que es un esfuerzo muy grande de la sociedad argentina, ya que todos el resto de los sectores económicos sigue tributando de la misma manera.
Cristina informó que días atrás dimos a los productores 230 millones por la sequía y recordó que son momentos muy difíciles en el mundo y se requiere el esfuerzo de todos.
“Hay que saber que todos los sectores están involucrados en la suerte de un gobierno, ya que si al gobierno le va mal le irá mal a todos los argentinos, continuó y añadió que en este momento más que nunca se requiere un gran esfuerzo y compromiso con todos los argentinos y con los intereses del país.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó ayer el decreto que elimina el arancel de la Carta de Porte, el instrumento que autoriza el transporte de ganado y cereales y que beneficiará a los productores agropecuarios en 200 millones de pesos. Con la medida los productores dejarán de erogar cerca de 200 millones de pesos, ya que podrán transitar en forma totalmente gratuita, explicó Cristina.
En ese sentido indicó que “se eliminan todos los aranceles y las comisiones” y “se podrá acceder por ellas a través de Internet, en forma gratuita a través de la Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos). La Presidenta reseñó que con la nueva disposición 200 millones vuelven al sector, una cifra muy importante que dará tranquilidad.

“Deben informar con rigurosidad”

La presidenta Cristina Fernández aclaró que no estuvo en la asunción del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, simplemente, porque la consideran una fiesta nacional y no invitan a ningún jefe de Estado. Millones de argentinos no tienen por qué saber esto, pero los que decían que la ausencia era mala sí lo sabían, por lo que pido que el ejercicio de informar sea ejercido con rigurosidad profesional y honestidad intelectual, criticó.
“Durante mi ausencia del país, en la semana pasada, pude leer que algunos voceros de algunas empresas periodísticas y algunos otros dirigentes decían y cuestionaban la no presencia de la Presidenta de los argentinos en la asunción de Obama y que, además, criticaban la presencia justo en ese momento en la hermana República de Cuba, comenzó Cristina.
Puesta de relieve esta aclaración, remarcó que la tarea de informar es una tarea que debe ser ejercida con mucha rigurosidad y sobre todo, también, con mucha honestidad intelectual.
“Más allá de que tengamos aciertos o equivocaciones, gobernando o informando, lo importante es que no sean de carácter intencional y que además tengan patas tan cortas, porque fue claro y evidente el hecho de que ningún jefe de Estado estaba allí, añadió.
Por último, dijo: No resultaba en absoluto contradictoria mi presencia en Cuba, que, como todos ustedes saben, se demoró (diez días) por cuestiones de salud.

El superávit fiscal aumentó un 26 por ciento en el 2008

Las cuentas del Estado Nacional cerraron el 2008 con un superávit fiscal de 32.528,7 millones de pesos, un 26,7 por ciento más que lo obtenido en el 2007, anunció ayer el ministro de Economía, Carlos Fernández. De esta manera, se alcanzó por séptimo año consecutivo un resultado favorable para las cuentas públicas, con un superávit equivalente al 3,15 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI).
“Parece habitual hablar de un superávit fiscal del 3,15 por ciento, y me pregunto cuántos países presentarán estos números tantos años consecutivos, dijo Fernández durante una conferencia de prensa brindada junto con el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa.
La rueda de prensa se concretó en la sede del Palacio de Hacienda luego que Fernández y Pezoa presentaran los números de 2008 a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante una reunión en la Quinta de Olivos.
El resultado global se obtuvo a pesar de que diciembre cerró con un déficit de 3.563,3 millones de pesos respecto a igual período de 2007, lo que significó una baja de alrededor del 197 por ciento.
Al respecto, Pezoa recordó que, al igual que en años anteriores, “diciembre es un mes que las cuentas cierran con déficit. Incluso en los años en que todos los meses eran deficitarios, diciembre, era el más deficitario de todos, remarcó Pezoa.
Sin embargo “y a pesar de la crisis económica mundial, el manejo prudente de las cuentas públicas permitió mantener la política social y de inversión de capital (infraestructura) que viene llevando el Gobierno, ponderó el ministro Fernández.
Incluso, sostuvo que este mes cerrará con superávit, más allá de los pronósticos de una caída de la actividad tanto a nivel local como mundial.
Este comentario motivó que Pezoa cargara contra quienes especulan con que una eventual caída en la recaudación pueda afectar la capacidad de pago del país.

Eduardo Buzzi

El titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, dijo que no hay nada extraordinario en el anuncio de la declaración de la emergencia agropecuaria, sino que sólo se está cumpliendo con el sentido común y con la ley 22.913. Hay que ver hasta dónde el Estado va a ser socio en las pérdidas, porque siempre lo es en las ganancias”, dijo Buzzi.
“Esto está muy lejos de resolver los problemas; es el menor problema que tiene el productor agropecuario. Lo que sí hacen es un ataque a la Federación Agraria. Y si vamos a suponer que la Presidenta quiere hacer un Estado benefactor, lo que va a tener que revisar es el beneficio de los Eskenazi, más que distribuir cartas de porte gratis”, disparó Buzzi.