La oposición adelantó que exigirá una baja en las retenciones a la soja y la liberación de las exportaciones de granos y carne.

Foto LaNacion.com

En un nuevo capítulo de su enfrentamiento con el Gobierno, la Comisión de Enlace se llevó ayer el compromiso de casi todo el arco opositor de impulsar en el Congreso las medidas que el Poder Ejecutivo se niega a concederle al sector, como la eliminación de las retenciones a la exportación de soja.

En otras palabras, las entidades agropecuarias sumaron más presión a la Casa Rosada de cara a la reanudación de las negociaciones iniciadas anteayer con los ministros de la Producción, Débora Giorgi, y del Interior, Florencio Randazzo, que pasaron a cuarto intermedio hasta el martes próximo.
El denominador común de la audiencia celebrada ayer en el Senado fue el entusiasmo de los representantes de la UCR, la Coalición Cívica, el macrismo, el peronismo disidente y partidos provinciales de juntar voluntades para derrotar al Gobierno en el Congreso no bien se reanuden, a partir del domingo, las sesiones ordinarias. Fue música para los oídos de los presidentes de Federación Agraria, la Sociedad Rural, Coninagro y Confederaciones Rurales Argentinas, que colaboraron para darle a la audiencia pública un fuerte tono opositor a la Casa Rosada.
“Lo único que puede resolver el problema del sector agropecuario es un acuerdo por la producción, el empleo y el consumo en el Congreso”, desafió al cierre de las deliberaciones el presidente de la UCR, el senador Gerardo Morales (Jujuy), luego de poner como límite la segunda quincena de marzo para que campo y oposición acuerden las iniciativas que buscarán imponer a pesar de la mayoría numérica que el kirchnerismo aún mantiene en ambas cámaras parlamentarias.
El fuerte clima opositor potenció los reclamos de las entidades rurales, que rompieron con la diplomacia mostrada anteayer al término de la reunión con Giorgi y volvieron a endurecer sus discursos.
Así lo hizo el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, cuando advirtió que “el martes [próximo] es necesario que se resuelva la discusión y que se vaya a fondo” con las soluciones que reclama la Comisión de Enlace. “Queremos saber si existe voluntad política o es una nueva maniobra para distraer”, agregó el dirigente rural, quien dijo que el campo “no va a modificar ninguna de sus exigencias”.
El punto central de ese reclamo es la eliminación de las retenciones a la soja, que el Gobierno se niega a conceder. Pero en la lista de iniciativas que la oposición buscará impulsar también figura la declaración por ley de la emergencia nacional agropecuaria (el Gobierno la hizo por decreto y en determinadas regiones), la situación del sector lechero, la finalización del cierre de la exportación de carnes y la eliminación de “las resoluciones distorsivas” de la Oficina Nacional de Control de Comercialización Agropecuaria (Oncca).
La postura de las entidades rurales también destiló un fuerte malestar con las declaraciones de Giorgi y Randazzo, tras la reunión de anteayer. “Es un calco de lo que pasaba con Alberto Fernández [ex jefe de Gabinete] el año pasado, que media hora después de que informábamos sobre el resultado de las negociaciones nos desmentía”, se quejó Hugo Biolcati, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).
Por su parte, Mario Llambías, de CRA, le advirtió al Gobierno que “los diálogos pueden fallar, pero para eso tenemos este Congreso, para buscar la unión en puntos básicos de coincidencias”. El cuarteto de dirigentes rurales se completó con la presencia de Carlos Garetto, presidente de Coninagro.
Las palabras de Llambías se vieron retribuidas por la intervención del diputado Adrián Pérez (CC-Buenos Aires), quien pidió “juntar 129 diputados y 37 senadores para discutir el tema de las retenciones, de la lechería, de la Oncca y de las exportaciones”.

Los reclamos

  • Emergencia agropecuaria. Se discutirá la ayuda que el gobierno nacional deberá enviar a las diferentes provincias que por el problema de la sequía se encuentran en situación de emergencia.
  • Retenciones. La oposición y el campo quieren incorporar en un proyecto de ley la reducción de las retenciones a la soja que el Gobierno se niega a tratar.
  • Exportaciones. Desde la oposición hay coincidencias con el campo en que se deben liberar plenamente las exportaciones de carne y granos.
  • Federalismo fiscal. Se exigirá un reparto más equitativo de la coparticipación de impuestos.